Managment & Coaching

Managment & Coaching

“La mente es como un paracaídas, sólo funciona si la abres”

Albert Einstein


La realización de grandes proyectos es consustancial al desarrollo de la especie humana. Para ello propongo la aportación del Management y el desarrollo de las personas y las organizaciones a través del Coaching. Por eso establezco esta relación Management-Coaching.

Los logros materializados por babilonios, egipcios, griegos o romanos, son sólo una muestra del potencial creativo de la humanidad. Se desconocen hoy día las metodologías que, por ejemplo los egipcios, emplearon para construir sus pirámides, pero cuesta creer que no utilizasen ninguna herramienta de planificación, aunque esta estuviese basada en la prueba y error. La llegada de la dirección de proyectos como conjunto de metodologías y herramientas organizadas y coherentes se ha desarrollado durante el siglo XX. La Gestión o Dirección Integrada de Proyectos (Project Management) se ha convertido en un verdadero paradigma de organización, que se puede implantar en cualquier área de aplicación.

Cuesta creer que los grandes proyectos de la historia no hayan sido gestionados con herramientas de gestión y organización… Y de algún modo las usaron

Pero la mejor noticia es que los proyectos son realizados por personas y es por ello que la visión expandida y más actualizada del management considera que el éxito de un proyecto depende fundamentalmente de la satisfacción general de los “stakeholders” es decir de todas las partes interesadas, personas u organizaciones que se ven impactadas por el proyecto o por el desarrollo y puesta en uso de sus objetivos. Por tanto es fundamental la gestión adecuada de los stakeholders. El concepto tiene que ver con la satisfacción de las necesidades humanas, y con las maneras de hacer que las personas colaboren en el proceso para satisfacer sus necesidades y las de los demás y ahí tiene mucho que decir el Coaching .

Es decir, para la consecución exitosa de un proyecto se necesita habilidad y manejo de herramientas, gestión de procesos, conocimientos técnicos, uso de metodologías y buenas prácticas, pero con eso si acaso se alcanza un 60% del éxito del proyecto y el resto hasta el 100% se consigue con la adecuada gestión de las personas. Para obtener el máximo desempeño de las personas se necesita capacidad y generar competencias pero además es fundamental la motivación y para ello es necesaria la consciencia de la situación de partida y la definición de objetivos, diseñando las acciones necesarias para que desde el compromiso y la responsabilidad se alcancen esos objetivos. Se trata de aplicar procesos de coaching para la mejora de esas competencias de las personas y por tanto de las organizaciones.

La gestión de proyectos no basta para alcanzar el 100% de los objetivos, el coaching puede complementarla

Es eso lo que propongo incorporar a los procesos de dirección y gestión de proyectos, al management, procesos de coaching mediante una metodología para garantizar el desarrollo de las personas que intervienen en el proyecto, de forma que se incidirá directamente en el rendimiento, en la eficiencia y en la eficacia de consecución de los objetivos de proyecto, en el éxito de los mismos y además se conseguirán personas con un sentido de autoconocimiento y de autorrealización muy alto convirtiéndose en agentes de cambio, con sentido de pertenencia y de contribución a la organización que la hará mucha mejor.

Hasta ahora la dirección de proyectos estaba enfocada principalmente en el QUÉ, qué hay que hacer para conseguir los objetivos del proyectos, la planificación, los procesos, la ejecución conforme a lo planificado, la capacidad de respuesta ante modificaciones previstas o surgidas de repente. Cada vez tiene más importancia el PARA QUÉ y el CÓMO, y aunque los procesos del management ofrecen destreza, maestría y capacidad de gestión, hay que preguntarse por las personas, su situación personal, su motivación, sus expectativas, sus problemas y sus conflictos. El proyecto que desarrollen puede contribuir a favorecer su desarrollo no sólo profesional sino personal y por tanto desde el propio proyecto se puede conseguir inyectar felicidad a las personas que lo desarrollan.

La dirección de proyectos se enfoca en el QUÉ … Pero cada vez importa más el PARA QUÉ y el CÓMO

La introducción directa de los procesos de coaching como metodología, así como la incorporación de profesionales especializados en el desarrollo de personas, va a facilitar, a los directores de proyecto, la toma de decisiones, la resolución de conflictos y consecución de un clima de trabajo adecuado, trabajando desde la motivación y el entusiasmo, tendiendo a la felicidad; haciendo que las personas quieran y crean en los proyectos que abordan.

 

¿Te resultó interesante?

Contacta con nosotros


Paco Canovaca

ARQUITECTO

pcanovaca@casaconsulting.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *